Servicios de Prevención y Respaldo en Medicina Legal
info@legalmedc.mx

Derechos y Obligaciones de los Pacientes

  • agosto 6, 2015
  • Acciones Preventivas
  • 0 Comments

A pesar de que en México y en una buena parte del mundo se establece al Estado como el encargado de otorgar servicios de salud y al médico como el máximo responsable de los tratamientos, la figura del paciente debe también asumir un papel importante para la preservación de una sociedad sana.

Desde la propia Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, pasando por la Ley General de la Salud y diversos reglamentos, se establecen ciertos derechos para los pacientes que les permiten procurar para sí mismos una atención médica adecuada y de calidad.

La problemática radica normalmente en que el paciente que acude a los servicios de salud, en este caso públicos, suele no tener conocimiento de los derechos que se le han concedido por el simple hecho de ser un ciudadano mexicano.

De entrada, el Artículo 4° Constitucional, establece que todos los ciudadanos mexicanos tienen derecho a la salud y transfiere a la legislación en la materia las bases y modalidades para el acceso a estos servicios.

La Ley General de la Salud, con las adiciones realizadas en el año 2001, es precisamente el documento donde se plasman los 16 derechos de los pacientes orientados a procurar una mejor ateción médica.

El Artículo 77 bis 37 de la mencionada Ley establece que los beneficiarios del Sistema de Protección Social en Salud tendrán derecho a:

I. Recibir servicios integrales de salud.

II. Acceso igualitario a la atención.

III. Trato digno, respetuoso y atención de calidad.

IV. Recibir los medicamentos que sean necesarios y que correspondan a los servicios de salud.

V. Recibir información suficiente, clara, oportuna y veraz, así como la orientación que sea necesaria respecto de la atención de su salud y sobre los riesgos y alternativas de los procedimientos diagnósticos, terapéuticos y quirúrgicos que se le indiquen o apliquen;

VI. Conocer el informe anual de gestión del Sistema de Protección Social en Salud;

VII. Contar con su expediente clínico;

VIII. Decidir libremente sobre su atención;

IX. Otorgar o no su consentimiento válidamente informado y a rechazar tratamientos o procedimientos;

X. Ser tratado con confidencialidad;

XI. Contar con facilidades para obtener una segunda opinión;

XII. Recibir atención médica en urgencias;

XIII. Recibir información sobre los procedimientos que rigen el funcionamiento de los establecimientos para el acceso y obtención de servicios de atención médica;

XIV. No cubrir cuotas de recuperación específicas por cada servicio que reciban;

XV. Presentar quejas ante los Regímenes Estatales de Protección Social en Salud o ante los servicios estatales de salud, por la falta o inadecuada prestación de servicios establecidos en este Título, así como recibir información acerca de los procedimientos, plazos y formas en que se atenderán las quejas y consultas, y

XVI. Ser atendido cuando se inconforme por la atención médica recibida.

Al colocarse como beneficiarios de estos derechos, los pacientes cuentan también con las siguientes obligaciones, enmarcadas en el Artículo 77 bis 38 de la Ley General de Salud.

I. Adoptar conductas de promoción de la salud y prevención de enfermedades;

II. Hacer uso de la credencial que los acredite como beneficiarios como documento de naturaleza personal e intransferible y presentarla siempre que se requieran servicios de salud;

III. Informarse sobre los procedimientos que rigen el funcionamiento de los establecimientos para el acceso y servicios de atención médica;

IV. Colaborar con el equipo de salud, informando verazmente y con exactitud sobre sus antecedentes, necesidades y problemas de salud;

V. Cumplir las recomendaciones, prescripciones, tratamiento o procedimiento general al que haya aceptado someterse;

VI. Informarse acerca de los riesgos y alternativas de los procedimientos terapéuticos y quirúrgicos que se le indiquen o apliquen, así como de los procedimientos de consultas y quejas;

VII. Cubrir oportunamente las cuotas familiares y reguladoras que, en su caso, se le fijen;

VIII. Dar un trato respetuoso al personal médico, auxiliar y administrativo de los servicios de salud, así como a los otros usuarios y sus acompañantes;

IX. Cuidar las instalaciones de los establecimientos de salud y colaborar en su mantenimiento;

X. Hacer uso responsable de los servicios de salud, y

XI. Proporcionar de manera fidedigna la información necesaria para documentar su incorporación al Sistema de Protección Social en Salud y para la definición del monto a pagar por concepto de cuota familiar.

El espíritu de tal legislación se basa en brindarle la posibilidad al paciente de participar activamente en las decisiones sobre la calidad y forma de su tratamiento médico, todo con base en la transparencia e intercambio de información en la relación que mantiene con el médico y con el sistema de salud.

Fuente: lillypad.mx

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *